Conexión remota usando SSH inverso

Supongamos que quiero acceder remotamente a una máquina conectada a Internet. Puedo usar el protocolo SSH, solamente necesito saber su dirección IP (y tener credenciales de acceso como usuario, claro).

Pero, ¿que ocurre si no puedo conocer de antemano su dirección? Aquí es donde entra en juego SSH inverso.

Sigue leyendo

Si te ha gustado, ¡compártelo! Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Lubuntu 14.04, primeros pasos tras instalar

Lubuntu es un sabor ligero de la conocida distribución de GNU/Linux Ubuntu. Se caracteriza principalmente por ofrecer un entorno de escritorio muy ligero (LXDE) al igual que una serie de aplicaciones también muy livianas (aunque nada impide instalar otras diferentes), por lo que es ideal para equipos de bajo rendimiento y/o con poca memoria RAM. Además cuenta con todo el soporte que brinda Ubuntu, por lo que lo tendremos muy fácil a la hora de instalar algo o solucionar algún problema, ya que es bastante probable que haya alguien en Internet que tuvo tu mismo problema (y con suerte, incluso lo solucionó). Y por si fuera poco, por primera vez esta distribución cuenta con una versión LTS (Long Term Support), lo que significa que tendremos actualizaciones durante al menos 3 años desde su salida y podemos despreocuparnos de tener que reinstalar.

Seguramente no te he contado nada nuevo si has llegado hasta aquí, y tendrás Lubuntu 14.04 ya instalado (si no es así, ¿a que esperas para probarlo?). En esta entrada voy a suponer que ya lo tenemos instalado, y propondré una guía de pasos a seguir tras ello. Se trata de algo muy personal, que depende de los gustos y del hardware de cada uno, pero sirve para hacerse una idea como base para que le aportes tu toque personal.

Sigue leyendo

Si te ha gustado, ¡compártelo! Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Symlinks en Windows, paso a paso

Los enlaces simbólicos (de aquí en adelante symlinks para abreviar, también conocidos como symbolic links o soft links) son, resumiendo mucho, representantes de un fichero o directorio. Podemos trabajar de manera transparente sobre ellos, como si se tratase del fichero/directorio real pero sin haberlo tocado directamente (para los más entendidos, ambos comparten el mismo inodo). Además, no ocupan espacio adicional y al borrarlos no se eliminan los ficheros/directorios originales.

No hay que confundirlos con los famosos accesos directos (ficheros con extensión .lnk en Windows o con extensión .desktop en Linux), ya que estos si tienen identidad propia aunque apunten hacia otro lugar (no representan de forma transparente al fichero/directorio, sólo nos dirigen hasta él). Quizá te estés preguntando para que sirven los symlinks, o que hacen que no pueda resolver un simple acceso directo. Ahí va un ejemplo:

Sigue leyendo

Si te ha gustado, ¡compártelo! Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone