Symlinks en Windows, paso a paso

Los enlaces simbólicos (de aquí en adelante symlinks para abreviar, también conocidos como symbolic links o soft links) son, resumiendo mucho, representantes de un fichero o directorio. Podemos trabajar de manera transparente sobre ellos, como si se tratase del fichero/directorio real pero sin haberlo tocado directamente (para los más entendidos, ambos comparten el mismo inodo). Además, no ocupan espacio adicional y al borrarlos no se eliminan los ficheros/directorios originales.

No hay que confundirlos con los famosos accesos directos (ficheros con extensión .lnk en Windows o con extensión .desktop en Linux), ya que estos si tienen identidad propia aunque apunten hacia otro lugar (no representan de forma transparente al fichero/directorio, sólo nos dirigen hasta él). Quizá te estés preguntando para que sirven los symlinks, o que hacen que no pueda resolver un simple acceso directo. Ahí va un ejemplo:

Sigue leyendo

Si te ha gustado, ¡compártelo! Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone